El viceministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, brindó algunos detalles sobre el anuncio que este viernes brindará Alberto Fernández relacionado a la continuidad de la cuarentena. En ese sentido dijo que no está pautado que se reabran más actividades y aseguró que -según una proyección- si todo sigue igual podría haber 300 muertos por día.

'Es un ejercicio matemático, una proyección', comenzó el funcionario y siguió: 'Si todo sigue sigue así tendríamos 300 fallecidos por día y eso podría colapsar el sistema sanitario'.

En una entrevista con el canal de noticias TN, Kreplak habló y adelantó lo que este viernes anunciaría el mandatario: 'El anuncio va ir en línea con que hay que seguir sosteniendo el cuidado de la cuarentena, mantener la idea de distanciamiento social y que no se puedan reactivar actividades pre pandémicas', dijo.

Mirá tambiénMirá también

La Provincia presiona con su pedido de menor apertura para la nueva etapa de la cuarentena en el AMBA

'No se podrá seguir avanzando en la gradualidad de las aperturas como estaba previsto', insistió y remarcó una idea para nada alentadora: 'Nos preocupa la situación y tal vez debamos pensar en un futuro retroceder si esto continúa de esta manera'.

Sobre las semanas que se aproximan el viceministro de salud bonaerense se mostró reacio a una rápida vuelta a la normalidad y habló por ejemplo de algunos deportes: 'Me parece que algunos no ven la gravedad de lo que pasa. Un grupo habla de la vuelta del fútbol por ejemplo. Hoy el epicentro del mundo está acá en América Latina', dijo.

Y en ese sentido continuó: 'Cualquier actividad que se pueda reabrir, a pesar de los protocolos que se puedan establecer, es un aumento de la circulación y cuando aumenta la circulación aumentan los contagios. Por lo tanto mas personas infectadas son mas personas que pierden la vida'.

Mirá tambiénMirá también

Nicolás Kreplak: “Si no cambia la cantidad de contagios, el sistema de salud va a terminar de colapsar”

Según pudo saber este diario esta tarde, en una cumbre en la quinta de Olivos -y casi en simultáneo con la difusión de las nuevas cifras récord de coronavirus en el país- el Presidente definió con Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof la extensión de la cuarentena: seguirá la fase 3, pero con más controles sobre las reuniones sociales.

Fernández habló de que el pico de casos todavía no llegó, que el problema del coronavirus no está resuelto y que no se están cumpliendo las restricciones ni las medidas de cuidado. Por lo que el foco estará puesto allí.

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original