El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha concordado con otros políticos estadounidenses en la necesidad de introducir sanciones contra Turquía por su operación militar recién comenzada en el noreste de Siria.

'[Impondré] mucho más que sanciones', aseveró el mandatario estadounidense este miércoles, aclarando que comparte la opinión de algunos respecto a estas medidas restrictivas pero rechaza mantener tropas de forma permanente en la región de Oriente Medio.

'Concuerdo con las sanciones, pero en realidad pienso [en medidas] más fuertes que sanciones', indicó el inquilino de la Casa Blanca.

Por otra parte, Trump aseguró que impondrá mano dura contra Ankara en caso de que intenten erradicar a la población kurda del norte sirio.
'Arrasaré su economía si eso sucede', afirmó el presidente norteamericano.


Fuente: América Diario >> lea el artículo original