Foto: Infobae

(Caracas, 22 de abril.
Noticias24).- El Ibuprofeno y el Paracetamol son fármacos utilizados por las personas para casos leves de dolor, inflamación o fiebre. Sin embargo, existe un potencial peligro por su mal uso en forma recurrente y sin control.

Lea también : ¡Presten mucha atención! ¿Cuál es el aspecto del pene perfecto? 

Ahora la Agencia Nacional Francesa del Medicamento, cuestiona el uso de estos medicamentos porque asegura que potencia las infecciones.

La agencia pidió a los médicos un estudio avanzado a nivel europeo de ambos fármacos.

El Ibuprofeno y paracetamol son los dos analgésicos más vendidos del mundo, pero no son idénticos debido a su posología y efecto.
Hay tanto similitudes como diferencias entre ambas drogas.

Por esa razón aquí te mostramos que componentes contiene cada uno, y el mal uso frecuentemente y sin control.

Ibuprofeno

Pertenece a una clase de medicamentos llamados analgésicos antiinflamatorios sin esteroides o antiinflamatorios no esteroides.
Es también un antipirético efectivo para reducir la fiebre alta, disminuir los dolores musculares y las inflamaciones.

Una de sus grandes ventajas es la reducir la inflamación en el punto de la lesión, por lo que es más eficaz para aliviar el dolor de músculos y lesiones corporales donde la inflamación es un problema, como lo son las torceduras, esguinces, dolores de garganta, musculares, enfermedades como artritis reumatoide, artrosis o gota y también para la menstruación.

También funciona más rápido y por más tiempo que el paracetamol, teniendo efecto en 30 minutos y puede durar hasta seis horas.

Defectos

El ibuprofeno trabaja más rápido que el paracetamol en general, pero tiene algunos efectos secundarios negativos como el malestar estomacal.
Si una persona lo toma diariamente durante más de dos semanas consecutivas, puede generar úlceras y quemaduras en la mucosa del estómago, debido a los productos químicos ácidos que contiene.
La hemorragia interna como consecuencia de su toma prolongada no es común, pero es un factor de riesgo y hay muchos casos descriptos.

También puede reducir la capacidad del cuerpo para formar coágulos de sangre, por lo que este medicamento será menos eficaz para los pacientes con heridas grandes o una hemorragia considerable.

El ibuprofeno no está indicado para personas hepáticos, de estómago, que hayan tenido alguna úlcera o hemorragia y está totalmente prohibido durante el embarazo, a excepción del periodo de lactancia, donde sí estaría recomendado al igual que el paracetamol.
Es importante consumirlo siempre después de las comidas y nunca hay que superar la dosis recomendada diaria, ni alterar la duración del tratamiento prescrito por un médico.

Paracetamol

Se trata de un medicamento analgésico y antipirético que se utiliza para reducir la fiebre y aliviar el dolor.
Se suele tomar para dolores de cabeza, menstruación, contusiones, dolores de muelas, quemaduras de sol y fiebre.

La droga trabaja directamente con los nervios y los receptores en el cerebro para aliviar el dolor, por lo que es más eficaz para los dolores de cabeza.

El paracetamol entra en acción entre 45 y 60 minutos luego de ingerido.
Los dolores y fiebre suelen ser contenidos por unas 4 horas (en vez de 6 del ibuprofeno).
Si bien no ataca el estómago, su consumo excesivo puede ser perjudicial.

Defectos

El paracetamol no está indicado para personas con problemas hepáticos, ya que su consumo repetido puede dañar el hígado.
Tampoco para personas con alergias o sensibilidad a determinados componentes de este fármaco.

Una de sus ventajas es que puede ser tomado durante el embarazo, ya que es el único fármaco seguro para esta etapa de la vida de una mujer.

Con información de Infobae

Post Views:

Fuente: Noticias24 >> lea el artículo original