El callejón no muestra salida para los cinco equipos argentinos que deben retomar en septiembre la disputa de la fase de grupos de la Copa Libertadores.
Es que mientras el resto de los clubes de Sudamérica están en acción (cumpliendo entrenamientos o directamente como Brasil y Paraguay en competencia oficial), acá el Gobierno Nacional extendió la cuarentena hasta el 16 de agosto y la Conmebol no da ninguna señal de postergar el reinicio de la Copa previsto para el 15 del mes que viene.
¿La vía de escape será que los planteles de Boca, River, Racing, Defensa y Justicia y Tigre se muden a un país vecino a empezar la preparación en algún predio que funcione como burbuja sanitaria? ¿O seguirán esperando que las autoridades den el ok para retomar las prácticas en la Argentina? Anoche, luego de otra semana de espera por novedades, los dirigentes de los clubes de fútbol en cuestión se preguntaban: '¿Con la cuarentena hasta el 16 de agosto entonces al menos no volvemos a entrenar antes del 17? ¿Y cómo hacemos para salir a competir a mediados de setiembre?'.
Preguntas sin respuestas.

Fuente: Diario Popular >> lea el artículo original