El uso de redes sociales como Facebook, YouTube o Instagram está cada vez más extendido entre los menores de edad, ya sea como herramienta de apoyo en los estudios o de comunicación con sus familiares y amigos. Que los niños tengan redes sociales no es algo ajeno a la sociedad, ni a las empresas, que diseñan productos específicos para este tipo de mercado que ha nacido en la era digital y controla el ambiente incluso mejor que muchos adultos.

A pesar de esto, los riesgos en este entorno online no solo se limitan a manejar la técnica, sino que existen otros inherentes a la edad que se trasladan desde el ámbito social tradicional. Ciberacoso, adicción o el contacto con personas poco deseables son consecuencias negativas que se repiten cada vez con más asiduidad. Y se agravan con la facilidad que las plataformas otorgan para crear los perfiles, para los que la mayoría de las veces solo es necesario un correo electrónico y una contraseña.

13 años, el uso de redes sociales

¿Sabías que todas las redes sociales tienen una edad mínima para participar? Y podrían eliminar los perfiles que incumplan la legislación del país en el que se registra la compañía propietaria de la plataforma, aunque pocas veces se comprueba este extremo si la cuenta no viola algún otro término de las condiciones y es reportado por otro usuario.

En España explican desde la web de la Asociación de Internautas que el acceso a estas plataformas está regulado en el art. 13 del Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal y que establece que podrá procederse al tratamiento de los datos de los mayores de catorce años con su consentimiento, salvo en aquellos casos en los que la Ley exija para su prestación la asistencia de los titulares de la patria potestad o tutela. En el caso de los menores de 14 años se necesitará el consentimiento de los padres o tutores.

En teoría, a partir de los 14 años, los menores podrían tener usar sus propias redes sociales. Antes también sería posible, siempre que se aporte el consentimiento paterno. Pero, las compañías registradas en otros países pueden hacer variar esta edad, que baja hasta los 13 años en el caso de Twitter, Tumblr, Reddit, Snapchat, WhatsApp o WeChat. Con permiso de los padres o tutores podrían tener su propia cuenta los menores a partir de 13 años en webs como YouTube o Flickr. Instagram y Facebook han puesto su «línea roja» de edad en los 14 años, edad que sube hasta los 16 en Linkedin.

Redes sociales especialmente para menores

Las empresas detrás de las redes sociales han desarrollado diferentes alternativas dirigidas a los más pequeños. Por ejemplo, YouTube Kids, una aplicación independiente con contenido dirigido a niños de entre 2 y 8 años. Poco tiempo después, YouTube Kids se enfrentaba a sus primeras polémicas tras tener una serie de vídeos con contenido inapropiado para los niños gracias a los fallos del algoritmo que selecciona estas listas y a la picaresca de muchos creadores, entre los que se incluían personas con antecedentes por pederastia.

A finales del pasado año, Facebook se sumaba a los productos creados para niños con Messenger Kids, la versión infantil de su chat. 

Además, muchas son las voces que se han pronunciado en torno al posible daño emocional y psicológico que las redes sociales pueden causar y gurús de estas plataformas han afirmado que nunca abrirían una cuenta a sus propios hijos, a pesar de haber ideado los códigos con sus propias manos. 

TE PUEDE INTERESAR:Redes-sociales-cuida-tu-seguridad-NO-compartas-estos-DATOS-20200729-0231.html' target='_blank'>Redes sociales: cuida tu seguridad ¡NO compartas estos DATOS!

Las redes sociales, además, han tenido que acatar las normas de las agencias de protección de datos que, como en España, impuso por ejemplo en 2010 a Facebook que subiera de los 13 a los 14 años la edad mínima para poder formar parte de esta red social. ¿A qué edad dejarías que tus niños usaran las redes sociales?

Aquí te dejamos un video con otra opinión:

Fuente: La Verdad >> lea el artículo original