Ocurrió anoche cerca de las 20.15, en el Hospital El Carmen de Godoy Cruz. Una mujer de entre 37 y 40 años se presentó en la guardia con síntomas compatibles con el Covid-19, sobre todo dificultades respiratorias. Inmediatamente, los profesionales activaron los protocolos y le informaron que se trataba de un caso sospechoso, por lo que se le asignaría una cama en el nosocomio y se ampliarían los análisis.

Hasta ahí, la mujer parecía no oponerse. Un médico la revisó en un consultorio y le hizo el triage -un testeo inicial-; y más tarde un técnico bioquímico amplió los estudios. Tras esos primeros pasos, le pidieron a la paciente que aguardara hasta que le asignaran un cuarto y una cama.

Y ahí se complicó la historia. Cuando todo estuvo listo, el camillero fue al consultorio donde habían estado revisando a la mujer: la paciente no estaba. La buscaron en los pasillos y en salas aledañas. Nada. Se escapó.

Esta tarde se sabrá si está infectada

Desde el Hospital se comunicó a la Policía sobre el incidente. Entretanto, se están verificando las muestras tomadas anoche. Esta misma tarde podrían tenerse los resultados. La preocupación podría aumentar si se demuestra que se trata de una persona infectada.

Fuente: MDZ Online >> lea el artículo original