22 de mayo de 2020  • 09:47

WASHINGTON.- A hora de que se formalice un nuevo default, el principal grupo de acreedores de la Argentina, el Grupo Ad Hoc, formado por BlackRock, Ashmore, Fidelity, T.
Rowe
y otros grandes fondos de inversión, pidió que haya 'una discusión directa e inmediata' entre el Gobierno y los acreedores para resolver la crisis de la deuda.

'El Grupo celebra que la Argentina haya expresado una intención de trabajar con los acreedores, pero las acciones hablan más que las palabras.
Durante el último mes, Argentina no ha tenido prácticamente ninguna comunicación sustancial con sus acreedores', indica un comunicado del grupo que fue difundido en la madrugada.

'El Grupo cree que el camino hacia una transacción que cuente con el respaldo de los acreedores y que mitigue el impacto del default inminente es a través de una discusión directa e inmediata entre las partes, y el Grupo insta a la Argentina a participar en esas discusiones', agregó el comité de acreedores.

'Los miembros del Grupo permanecen listos y dispuestos a colaborar de buena fe con el Gobierno, y están comprometidos a encontrar una solución responsable a las dificultades financieras actuales de la Argentina que sea consistente con sus responsabilidades fiduciarias ante los millones de personas que les encomendaron invertir en su nombre', cierra.

La declaración del Grupo Ad Hoc es la primera comunicación formal por parte de los acreedores desde el primer cierre del canje de deuda. Esa primera oferta del Gobierno fue rechazada porque 'sus términos requieren que el común de los inversores individuales en fondos mutuos y ETFs, los fondos de pensión, las compañías de seguros y otras organizaciones que tienen bonos argentinos sufran pérdidas desproporcionadas, que no son justificadas ni necesarias', indicaron los fondos.
El Grupo no hizo mención alguna a la propuesta de BlackRock de reducir el valor de su contrapropuesta.

El Grupo Ad Hoc posee unos 16.700 millones de dólares en títulos públicos bajo legislación extranjera, equivalente a más del 25% de la deuda externa en manos privadas, que incluye el 16% de los bonos del canje, y aproximadamente el 32% de los bonos que fueron emitidos durante la presidencia de Mauricio Macri.
Entre las instituciones que conforman el Grupo se encuentran AllianceBernstein, Amundi, Ashmore, Autonomy, BlackRock, BlueBay, Fidelity, Invesco Advisers, T.
Rowe, Western, y Wellington.

Por: Rafael Mathus Ruiz

Fuente: La Nación >> lea el artículo original